Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


escuelas_urbanas

¡Esta es una revisión vieja del documento!


Fuente: Repositorio Universidad Francisco Gavidia

Las Escuelas Urbanas y su Problemática. Un Enfoque Cualitativo

Presentación

La investigación educativa es algo incipiente en El Salvador. Hay demasiados problemas educativos y muy poca indagación sistemática sobre la naturaleza de esos problemas. Se trata de una deuda pendiente no sólo del Estado y concretamente del Ministerio de Educación, sino de las instituciones de educación superior que, en conjunto, dedican pocos recursos y esfuerzos a la investigación científica natural y social. Definitivamente, sin el concurso de esfuerzos y energías estatales y privadas la investigación científica en El Salvador no dará el necesario salto de calidad que reclaman los tiempos actuales, caracterizados por la agudización y la complejidad de los problemas socio ambientales, económicos, políticos y culturales.

Lo dicho vale para la educación. El análisis de sus dinámicas internas –no sólo pedagógicas, sino de interacción social, de convivencia y de seguridad– requiere de una enorme pericia investigativa, creatividad y dedicación. Pero también de recursos humanos y materiales que, en las condiciones actuales del país, son escasos. De ahí la necesidad de sumar esfuerzos y de armonizar líneas de trabajo, de tal suerte que los pocos recursos con los que se dispone puedan rendir los mejores frutos. Frutos como la presente investigación sobre las escuelas urbanas en El Salvador y su problemática, que ve la luz gracias al concurso de talentos y energías de especialistas de la Universidad Francisco Gavidia, a través de su Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación, y personal técnico del Ministerio de Educación, a través de la Gerencia de Investigación y Evaluación Educativa, de la Dirección Nacional de Formación Continua (DNFC-ESMA). Esfuerzos de investigación como éste deben multiplicarse. Lo mismo que deben afianzarse los vínculos de cooperación entre las instituciones de educación superior y el Ministerio de Educación. Es de desear que, en lo concerniente a la Universidad Francisco Gavidia, sus vínculos con el Ministerio de Educación y con la DNFC-ESMA, se fortalezcan y traduzcan en aportes como el presente informe de investigación. Vaya mi reconocimiento y agradecimiento a las autoridades y personal académico y administrativo de esa prestigiosa casa de estudios, especialmente a los miembros del Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación, así como también a los miembros de la Gerencia de Investigación y Evaluación Educativa de la DNFC-ESMA.

Luis Armando González. Director Nacional de Formación Continua-ESMA. Ministerio de Educación.

1.Introducción

El abordaje de los temas educativos en El Salvador requiere de un análisis exhaustivo, el cual debe acompañarse de propuestas concretas de soluciones a las problemáticas suscitadas en el devenir pedagógico de la escuela en el contexto urbano, motivo por el cual es imperante argumentar que la calidad de la educación pública salvadoreña es un tópico de gran preocupación social.

En alusión al tratamiento de la calidad educativa salvadoreña, se debe señalar la vital importancia que adquiere en esa lógica de análisis el Plan Social Educativo 2009 - 2014 “Vamos a la Escuela” (PSE), el cual impulsa el Ministerio de Educación de El Salvador; este es un documento en el que se reconoce que El Salvador se encuentra en un momento clave para formular su desarrollo integral futuro, donde la educación es un componente central para el avance significativo en la construcción de una sociedad justa y equitativa para todos los ciudadanos.

La realidad educativa salvadoreña está plagada de una serie de problemáticas sociales que tienen como víctima directa al estudiante, en donde problemas como la deserción escolar, las altas tasas de repotencia, la sobriedad y la grave situación de violencia social, hacen que el sistema educativo salvadoreño demande una reestructuración pedagógica acorde a las nuevas realidades actuales y futuras, en donde el Plan Social Educativo “Vamos a la Escuela” se constituya en una política nacional educativa que pueda enfrentar directamente los principales problemas de la educación nacional que, por el momento, manifiesta indicadores difíciles pero no imposibles de superar, por ejemplo la baja calidad como proceso y producto, aprendizajes que no corresponden a la realidad ni a las necesidades de los estudiantes, desequilibrio entre la demanda de servicios educativos y los que se ofrecen, servicios educativos incompletos, organizaciones escolares aisladas, débil participación de la escuela y de sus actores en asuntos de la comunidad, las amenazas de la violencia social, entre otros. Conscientes de dicha realidad, el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Universidad Francisco Gavidia decidió establecer la firma de un Convenio de Cooperación Institucional con la Escuela Superior de Maestros del Ministerio de Educación de El Salvador (ESMA-MINED). Dicho convenio permitió realizar un estudio de carácter etnográfico que buscó evidenciar en alguna medida, cuáles son las problemáticas que enfrenta la escuela pública salvadoreña en el contexto urbano, en esta posmodernidad pedagógica imperante.

2. Planteamiento del problema

Se inicia el apartado, argumentando que el rendimiento académico se define como el nivel de conocimiento expresado en una nota numérica que obtienen los estudiantes a modo de resultado de una evaluación sumativa del proceso de enseñanza-aprendizaje; es por lo tanto un indicador que se asocia a diferentes factores relacionados con la aptitud, la actitud y la metodología docentes; ello permite que al pensar y asumir que el rendimiento en los resultados de la PAES es bajo en gran parte de los centros educativos públicos, será fácil entender por qué el resultado derivado de la aplicación de dicha prueba es siempre motivo de preocupación de los docentes, autoridades educativas y padres y madres de familia de los estudiantes.El planteamiento del problema abordado en la presente investigación permite hacer referencia a los bajos resultados obtenidos en la Prueba PAES a nivel nacional, retomando este instrumento de evaluación de la educación media,como un indicador pertinente, relevante y oportuno de lo que se debe mejorar en el tema educativo. Son los bajos resultados de esta prueba, los que motivan a profundizar en las causas que conllevan a todos los elementos del contexto educativo escolar a la obtención de dichos resultados. El eje central de la investigación se deriva de la interrogante ¿Por qué los estudiantes obtienen bajos resultados en la realización de la prueba PAES? Lo anterior expuesto permite comprender que la PAES únicamente pretende y puede evaluar la adquisición de conocimientos y aptitudes académicos, aunque la educación es mucho más que eso; pero para evaluar la calidad educativa y los logros de los estudiantes en aspectos como la formación del carácter, la identificación con determinados valores o el dominio de competencias laborales, sería necesario diseñar y aplicar otro tipo de instrumentos que no necesariamente busquen medir el ámbito cognitivo del aprendizaje. Aunque la nota estándar de la PAES sea 5.3, según datos oficiales, es necesario entender que esta calificación representativa de la media nacional, no es del todo satisfactoria,; también es cierto que no todo el déficit de aprendizaje de los estudiantes es atribuible principalmente a problemas en el sistema educativo. Las investigaciones en este campo demuestran consistentemente que la condición social y otros factores extraescolares tienen mucho peso en los niveles de aprovechamiento de las oportunidades educativas. El desafío de cualquier sistema de educación pública es neutralizar, tanto como sea posible, el impacto negativo de esos factores. Por lo tanto, entender y comprender los resultados de la PAES.

En resumen, con base en el memorándum de entendimiento entre ESMA- MINED y el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación de la UFG, cuyo fin primordial es realizar proyectos de investigación en el área de formación docente, se desarrolló, una investigación sobre “El análisis causal del fracaso escolar a 3 instituciones educativas del área urbana de San Salvador”. La estructura fundamental sobre la cual se construyó este proceso de investigación fue determinar las razones fundamentales, por las cuales 3 instituciones educativas del sector público de la zona urbana de San Salvador, obtienen los más bajos resultados en la Prueba de Aprendizajes y Aptitudes para Egresados de Educación Media (PAES).

2.1. Metodología

Partiendo de la premisa de que “Los enfoques de investigación surgen de conformidad a la estructura de la investigación y el objeto de estudio que se persigue”1, la presente investigación adopta el enfoque etnográfico. La naturaleza metodológica de la investigación, al ser de tipo etnográfica, permitió adentrase en la profundidad del fenómeno estudiado, ya que se abordó la realidad educativa de tres instituciones en particular.

1. Centro Escolar Republica del Ecuador. Código: 11677. 2. Instituto Jesús María Bran. Código: 11523. 3. Complejo Educativo Joaquín. Rodezno Código: 11667.

En las diversas visitas que se ejecutaron a cada una de las instituciones antes mencionadas, se desarrolló un estudio directo, mediante la observación y el desarrollo de grupos focales en donde se llevaron a cabo diversas entrevistas a los protagonistas del hecho pedagógico. Mediante estas acciones se abordó metodológicamente un análisis de los hechos tal como ocurren en los contextos escolares que fueron objeto de estudio de dicha investigación.

Durante el desarrollo de las visitas se pudo conocer el proceso de desarrollo histórico de cada institución; además se obtuvo una panorámica pedagógica de cómo los docentes, estudiantes, autoridades escolares y padres de familia, perciben el Proceso de Enseñanza y Aprendizaje. Motivo por el cual se tomaba como referencia de análisis el contexto particular de la investigación, el cual está compuesto por los siguientes elementos:

1. Realidad socioeconómica de la comunidad. 2. Realidad familiar. 3. Indicadores educativos. 4. Resultado de PAES.

Para fines metodológicos es necesario definir una real y verdadera interpretación de lo que es la escuela urbana salvadoreña; el porqué de ello se debe a que las escuelas objeto de estudio en el desarrollo de la investigación son precisamente de este contexto geográfico, que se define de la siguiente manera:

La escuela pública urbana es aquella institución educativa en la que el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje parte de una visión educativa en la cual se busca puntualizar que el desarrollo cognitivo básico que se produce en los primeros años de vida del estudiante, está vinculado a una estimulación afectiva, alimentación, salud y socialización.

En la construcción social de la escuela urbana salvadoreña se debe propiciar que la familia deba participar de manera activa en la educación de sus hijos. La escuela urbana, por lo general, se encuentra en un lugar céntrico de la ciudad y tiene un acceso directo. Aunque es fácil evidenciar muchas ventajas de las escuelas urbanas, también se pueden observar rasgos críticos en éstas. Por ejemplo, la sobrepoblación escolar, la facilidad de sobre exposición a la violencia social imperante, entre otros.

El nivel socio económico en las escuelas urbanas no posee un cuadro específico, pero sí se mueve dentro de los límites promedio de un nivel de clasificación social que se ubica entre bajo a medio-bajo. Con respecto a las situaciones de pobreza, no se puede negar que las escuelas de este contexto pertenecen a una sociedad homogénea que las deja fuera de cualquier tipo de segregación espacial.

2.2. Enfoque cualitativo etnográfico de la investigación

El desarrollo metodológico de la investigación recurrió, además, a la aplicación de una metodología cualitativa, en la cual es imperante mencionar que se optó por esta particularidad científica, ya que propició un modelo de investigación, fundamentado en cortes metodológicos centrados en el principio teórico de la interacción social, para lo cual se recolectaron datos cualitativos y cuantitativos mediante la observación de los hechos estudiados en la asignación investigativa.

El presente estudio, por lo tanto, exigió de un profundo entendimiento del comportamiento humano y las razones que lo gobiernan, ya que se intentó buscar explicaciones a las razones de los diferentes aspectos del comportamiento evidenciado por los sujetos de estudio abordados en la investigación.

El desarrollo de la investigación adquirió una connotación experimental, ya que partió de la observación para formular principios científicos, en la medida en que la experimentación con los grupos de estudio fue arrojando datos que sirvieron de parámetro fundamental al momento de emitir las conclusiones derivadas del presente estudio. La pauta investigativa que marcó el diseño de la investigación estuvo a cargo del método de observación directa, siendo este seleccionado por su eficacia, ya que la aplicación de este método de observación resulta mucho más eficaz cuando se consideran estudios de procesos de interacción social.

Una vez delimitado el contexto particular de la investigación, se establecieron los problemas a abordar, los cuales se definen de la siguiente manera:

• ¿Con qué modelos pedagógicos, curriculares y didácticos trabajan los docentes? • ¿Estamos frente a modelos educativos recipientes?

La investigación facilitó la obtención de información valiosa, mediante cada una de las visitas que se realizaron a las diversas instituciones, en donde se construyo una descripción de los contextos escolares que se percibieron, además se estructuro una interpretación de los mismos contextos escolares que fueron protagonistas del estudio, para llegar a su comprensión, también se pretende difundir los hallazgos encontrados, con el firme propósito de genera un aporte sustancial a la mejora de la realidad educativa salvadoreña.

La investigación tuvo una duración aproximada de 8 meses, tiempo en el cual se estableció de manera congruente y partiendo de principios pedagógicos propios de la investigación, el respectivo marco de referencia, el cual puntualizo los siguientes criterios de referencia:

• ¿Qué se enseña y se aprende? • ¿Cómo se enseña y se aprende? • ¿Con qué se enseña y aprende? • ¿Bajo qué condiciones se enseña y aprende (cuándo y dónde)?

2.3. Perfil estadístico de la investigación

La población sujeta de investigación se determinó mediante una muestra de 12 estudiantes por cada año de bachillerato, lo que representó a 36 estudiantes por institución, sumando un total de 108 jóvenes. En el caso de los docentes se contó con el apoyo de 72 profesores de aula. Por el lado de las autoridades educativas institucionales, se contó con la participación de los directores y subdirectores de las tres instituciones que se abordaron.

2.4. Talleres de problemas

La estrategia de investigación aplicada fue la ejecución del “Taller Problema-Hipótesis”. Este consistió en pedirle a los docentes, estudiantes, autoridades escolares (directores y subdirectores) y padres de familia que generaran proposiciones tentativas acerca de los problemas que ellos evidenciaban desde el punto de vista que les correspondía en el hecho educativo suscitado en el centro escolar, para lo cual se apoyaron en conocimientos organizados y sistematizados sobre cada una de sus perspectivas particulares.

Para cada institución se generaron 6 visitas, que se realizaron bajo la siguiente lógica estructural de trabajo:

a. Una visita diagnóstica y de inducción al proceso de investigación institucional. b. Una visita de ejecución del taller “Problema-Hipótesis” con docentes. c. Una visita de ejecución del taller “Problema-Hipótesis” con estudiantes. d. Una visita de ejecución del taller “Problema-Hipótesis “con autoridades escolares y de seguimiento a los docentes. e. Una visita de ejecución del taller “Problema-Hipótesis” con padres de familia. f. Una visita de cierre al proceso de investigación.

3. Resultados encontrados en la investigación

3.1. Matrices de congruencia

La siguiente matriz de congruencia expone de manera contundente los resultados encontrados en la investigación, posibilitando, además, el análisis e interpretación de la operatividad teórica y conceptual de la investigación, que se sistematizó sobre la base de cuatro líneas de investigación centrales, las cuales se describen a continuación.

Referente Metodológico

Análisis derivado de los resultados encontrados.

De conformidad a la información recabada de las matrices de contenido informacional, se percibe que los docentes de las instituciones abordadas en la investigación no saben organizarse, asignan excesiva tarea al mismo tiempo en sus alumnos, y en algunos casos los estudiantes aducen que en algunas materias no reciben de manera periódica las clases por la constante ausencia del profesorado. El docente no sabe abordar la estructura del tiempo de clase, debido en gran parte al exceso de actividades extracurriculares que se ejecutan en las instituciones y restan tiempo con ello a la jornada escolar.

Metodología docente

El docente no muestra dominio de la clase que imparte, lo cual se une al desinterés por desarrollar su labor pedagógica con el debido rigor científico y el compromiso ético al momento de dar clases, generando como resultado directo la ausencia de una estructura metodológica docente en el modo y la forma de impartir la clase (Sin metodología docente, no existe interés por parte del estudiante). Los docentes no tienen el control total del aspecto disciplinario en sus clases, motivo por el cual no pueden corregir las malas conductas de los estudiantes en la escuela; ello se debe a que algunos estudiantes de las instituciones escolares son miembros de pandillas, por lo cual no permiten que los docentes puedan ejecutar las medidas disciplinarias que se ejercen en la institución de conformidad al reglamento disciplinario institucional y a las normas de convivencia escolar. Por lo tanto, se percibe que los docentes tienen miedo de los daños colaterales que puedan generar los hechos de violencia escolar pandilleril.

Referente Metodológico

Análisis derivado de los resultados encontrados.

La infraestructura de las instituciones abordadas en la investigación, en gran parte de los casos se demuestra con la falta de los espacios necesarios para atender de manera idónea a la gran cantidad de estudiantes matriculados, lo cual da paso al hacinamiento.

Gestión Administrativa Escolar

Se detecta en la realidad educativa estudiada, que existe una gran carencia de material bibliográfico y didáctico. Es decir que existen pocos libros para los estudiantes y no se cuenta con material bibliográfico para los docentes. En algunos casos las instituciones no cuentan con bibliotecas y si existe alguna, la comunidad estudiantil aduce que no está en buen estado. Estudiantes y docentes demandan mayor cantidad de equipo informático que permita optimizar la dinámica de aprendizaje y poder redituar los malos resultados académicos.

Se percibe una diferencia de enfoques administrativos y pedagógicos entre docentes y autoridades escolares (directores y subdirectores). Estudiantes, docentes y padres de familia aducen no ser tomados en cuenta en las decisiones que toma la institución alrededor de las acciones del bienestar de los escolares; las partes mencionadas exigen mayor protagonismo y liderazgo de sus autoridades escolares.

Entre las variables de análisis que surgieron en el presente estudio, se encuentra de manera repetitiva, el desinterés de los estudiantes por el estudio, lo cual puede evidenciarse en su bajo rendimiento. Algunas hipótesis que justifican esta particularidad consisten en que los estudiantes no creen que seguir estudiando sea una ruta de vida; muchos de ellos piensan en migrar a USA como un mecanismo rápido de mejorar su precaria situación económica en la que viven.

Problemática Escolar Estudiantil

El estudiante cuenta con poco tiempo académico, se desperdicia mucha clase y se genera poco interés al estudio. Los estudiantes, además, hacen mal uso de los recursos tecnológicos que tienen a su alcance, los dispositivos telemáticos, la televisión, redes sociales e internet, en general, logran desviar la atención al estudio y los conduce a otros factores disociadores.

El bajo rendimiento académico del estudiante es producto, según datos proporcionados por el gremio docente, de los estudiantes que acceden a bachillerato con malas bases educativas de los grados inferiores. El ausentismo escolar se justifica por parte de los estudiantes, bajo el argumento de la violencia escolar y el acoso de las maras a los estudiantes de la zona y la carencia de recursos económicos que los obliga a trabajar y desertar de la educación para buscar la obtención de un modo de subsistencia financiera.

Estudiantes miembros de pandillas, buscan entrar al centro escolar para reclutar a otros estudiantes a sus agrupaciones antisociales y en algunas ocasiones para comercializar ilícitos como drogas.

Referente Metodológico

Padres de familia

Análisis derivado de los resultados encontrados. En el análisis derivado de la variable en cuestión, existe un gran desinterés de los padres de familia en el acompañamiento pedagógico de los estudiantes, ya que no asisten a las escuelas de padres, según lo confirman docentes y autoridades escolares.

Existe una falta de consenso de las autoridades educativas con los padres de familia, quienes manifiestan no ser tomados en cuenta por la institución en aquellas decisiones que toma la institución en referencia a la educación de sus hijos.

Docentes afirman de manera tajante que al convocar a los padres de familia a las escuelas de padres, estos no acuden en su totalidad y cuesta consolidar el apoyo para las actividades extracurriculares que ejecuta la institución.

Fuente: Elaboración propia.

3.2. Valoración social de la educación: perspectiva de docentes, estudiantes, padres y madres de familia. Durante el discurso de la gestión de cuatro años del Gobierno, emitido por el presidente de la Republica, Mauricio Funes, enfatizó que “La educación vive un proceso de transformación. A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos años, el sistema educativo salvadoreño atraviesa dificultades y es deficitario”. Por lo tanto, para el desarrollo de la investigación fue determinante argumentar una valorización social en la cual los protagonistas de cada institución investigada pudieran emitir un análisis educativo que, de manera vinculante, argumentara la realidad social salvadoreña con los problemas concretos que vive la escuela urbana de la ciudad capital.

3.3. Perspectiva docente

A nivel generalizado se plantea que, en opinión de los docentes, uno de los problemas centrales en los adolescentes es la baja capacidad de atención y el desinterés por los estudios. Los docentes argumentaban que los estudiantes no perciben en el hecho educativo ningún instrumento de asenso social, sino más bien una pérdida de tiempo. Para los educadores, los estudiantes que ellos atienden día a día en el aula, se deben confrontar con un sistema social que no tiene ofertas de empleo y que genera un clima desesperanzador, por lo que el escape migratorio a Estados Unidos es su opción más próxima.

Los profesores asienten que es común que los conglomerados estudiantiles adopten posturas de rebeldía, por lo que sus conductas en los centros educativos muestran desinterés e indiferencia al acto formativo; los educadores perciben que sus estudiantes asumen el paradigma de que terminar el bachillerato es más una obligación que una aspiración de superación.

“Gran parte de responsabilidad en estas panorámicas educativas desalentadoras observadas en las escuelas, recae en el producto del medio social y económico, el cual se ha convertido en el principal educador, dejando atrás el papel de la familia,” argumentaron los docentes.

Los educadores participantes de la investigación consideran que el desinterés de los estudiantes por el estudio, es una situación íntimamente vinculada a la carencia de empleo que los jóvenes perciben del modelo social. Además, agregan que esta situación se agrava más con el correr del tiempo, y si no se busca una solución, “¿Quién sabe cómo terminaremos?”, sentenciaron los mentores. Desde el argumento del docente, algunas razones del desinterés por el estudio radican en que lo que les enseñan a los estudiantes, no genera mayor interés, ya que los educandos no encuentran en su formación académica una utilidad para lo que quieren hacer.

Los docentes de una de las instituciones abordadas manifestaron que el fracaso escolar es culpa de un inexistente sistema de valores, pero además argumentaron que es el mismo sistema educativo salvadoreño el que brinda múltiples oportunidades a los estudiantes, volviéndolos estos cómodos y desanimados por aprender.

Bajo esta lógica de análisis pareciera que, dentro de las escuelas urbanas de San Salvador, existe una contradicción entre lo que se está haciendo y lo que está pasando con muchos jóvenes y el poco interés de estudio que presentan, según la opinión de los docentes; al parecer es una situación muy compleja, puesto que se percibe que algunos jóvenes van perdiendo el interés por seguir estudiando, ya que empiezan desde muy temprana edad a las tareas laborales. También existen otras causas que van en detrimento de algunos estudiante, como cuando éstos se interesan más por el trabajo que por el estudio. Este mal, que afecta a tantos estudiantes, se debe en gran parte a la falta de responsabilidad de muchos padres por permitir que sus hijos tengan que empezar a temprana edad al área laboral, ocasionándoles descontrol como estudiantes, por lo que muchas veces terminan fuera de las aulas y no concluyen ni siquiera la educación primaria.

Para los docentes abordados en esta investigación el aprendizaje es un proceso, no un producto, por lo que al ser un proceso que tiene lugar en la mente, sólo pueden inferir que ha ocurrido a partir de los productos o actuaciones de los estudiantes. Según opinión de estos educadores el aprendizaje conlleva cambio en el conocimiento, creencias, conductas y actitudes. Este cambio se despliega a lo largo del tiempo. No es efímero, sino que tiene un impacto duradero sobre cómo los estudiantes piensan y actúan. Por lo que el aprendizaje no es algo ofrecido a los estudiantes, sino algo que los estudiantes crean por sí mismos; siendo este, el resultado directo de cómo los estudiantes interpretan y responden a sus experiencias, conscientes e inconscientes, pasadas y presentes.

Los profesores finalizaron sus razonamientos puntualizando que la crisis educativa se viene profundizando en los últimos años. Señalaron que el MINED tiene que replantear la necesidad de adecuar los programas académicos a la realidad salvadoreña, repensar un sistema evaluativo que considere el merecimiento académico del estudiante, en donde además habría que volver a formularse las preguntas esenciales: ¿Para qué formamos?, ¿Para obtener personas decentes, jóvenes capaces de elegir su futuro, ciudadanos probos, profesionales capaces, dirigentes honestos que trabajen para el bien común y muestren a la gran nación salvadoreña resultados positivos?

Algunos puntos concretos sobre los cuales se sentó postura del fracaso escolar, fueron los siguientes:

• Falta de concentración y atención por parte de los estudiantes. A diario los docentes se enfrentan con jóvenes distraídos en las aulas, que no prestan atención a las explicaciones; inquietos, muchas veces rozando la hiperactividad. • Desmotivación: este es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan en las aulas. A muchos estudiantes, no les motiva hacer algo. • Depresión: los estudiantes, debido al entorno familiar o a la sociedad en la que viven, caen en estados depresivos, llegando al extremo de ser agresivos. • Abandono escolar: muchas veces los estudiantes dejan de asistir a la escuela por desidia de los padres o por problemas en la familia.

3.4. Perspectiva estudiantil

Partiendo de una concepción hermenéutica se intentó interpretar el sentir de los estudiantes, acerca del porque se generan las dificultades de aprendizaje con las que tienen que vivir adentro de sus aulas; se encontró que una situación preocupante para los estudiantes es la forma como enseñan los profesores, que es la idónea. Los educandos argumentan que el lenguaje de los mentoress no comunica, es muy elevado; las didácticas y las metodologías no son acordes con lo que se quiere enseñar. “Un profesor, por lo general, habla para él, con métodos que no nos llegan, máxime que nosotros somos el resultado y el producto de otras generaciones, y hay docentes todavía con el mismo esquema, los mismos ejercicios, las mismas fotocopias”, dijeron los alumnos.

Otra de las particularidades en la que los estudiantes hicieron hincapié, fue en destacar que los profesores demuestran en muchas ocasiones no tener un dominio íntegro de las materias que imparten; algunos argumentaron que durante todo el año, en algunas asignaturas se ocupan de hacer exposiciones en donde ellos, los docentes, solo llegan a sentarse y dejan en manos de los alumnos la responsabilidad de impartir la clase a sus demás compañeros. Según el análisis que se desprende de la presente investigación, es importante argumentar que la responsabilidad del docente no recae únicamente en la exposición de determinados contenidos, sino que es éste el que debe facilitar todo el proceso de enseñanza-aprendizaje a través de una determinada metodología, la cual, la mayoría de las veces, es inexistente.

Una buena preparación del contenido y de las estrategias para dirigir el aprendizaje podría facilitar mucho la consecución de los objetivos trazados en el proceso de enseñanza-aprendizaje; sin embargo, en el día a día que se vive en la escuela urbana salvadoreña, es evidente la falta de formación o actualización del profesorado, sobre todo en aquellas ramas referidas a técnicas docentes y metodologías de enseñanza, lo que puede llevar a pensar que el profesor se limita a imitar las metodologías ya conocidas y tradicionales. Sin embargo, el profesor suele tratar de innovar en la enseñanza y mejorar en alguna forma lo que él ha conocido.

El afán de superación de los estudiantes los ha llevado a aprender por sí mismos e intentar utilizar otras técnicas, estrategias y recursos didácticos novedosos en el aula. A la hora de que los estudiantes son sometidos a los procesos de evaluación, ellos argumentan que siempre se les inculca el hecho memorístico en el aprendizaje y no el aprendizaje centrado en el acto crítico y reflexivo. Los educandos argumentan que están consientes de que no siempre es culpa del docente, puesto que existen estudiantes que solo llegan a la institución a perder el tiempo; destacan, además que algunos miembros de pandillas se matriculan en la institución con el afán de reclutar a otros jóvenes, en donde, debido a las múltiples amenazas que reciben los docentes, se admite desde la óptica estudiantil el hecho de que los profesores han perdido el control disciplinario dentro de la institución educativa.

Dentro del proceso de observación que se llevó a cabo durante el curso de la investigación, se constató que los docentes no terminan de coordinar el aspecto tiempo de clase con la jornalización didáctica; algunos mentores no llevaban consigo sus respectivas planificaciones, o en el mejor de los casos, libros o apuntes que pusieran de manifiesto que llegaban al aula a impartir una clase. En esa realidad, un grupo reducido de estudiantes, coincidía en que los docentes pierden mucho tiempo durante el año lectivo, muchos de ellos se incapacitan y eso origina que el estudiante pierda clases, y con ello, el abordaje de contenidos que generalmente son prioritarios en la PAES. También puntualizaron que las múltiples actividades de las instituciones educativas provocan pérdida constante de horas clase.

Por lo expuesto, se debe señalar que llevar a la práctica nuevas modificaciones en el deteriorado sistema metodológico de algunos docentes, supone una mayor complejidad, puesto que mejorar las desfasadas formas de enseñanza, exige un elevado tiempo de preparación de las clases. Por otro lado, existe una falta de concienciación de los alumnos en la importancia del proceso de aprendizaje. A menudo el profesor se encuentra con actitudes pasivas por parte de los alumnos: limitarse a copiar y saber qué tipo de examen va a defender para adquirir los conocimientos mínimos y conseguir aprobar la asignatura, llevando a un estado de insatisfacción que le desmotiva e interfiere muy negativamente en la proactividad innata del profesor.

Otro aspecto a tener en cuenta es la necesidad de adaptación de la metodología a la diversidad existente entre los alumnos. A menudo se considera que las metodologías más adecuadas son aquellas que podemos denominar expositivas, mientras que los estudiantes demandan estrategias de autoaprendizaje.

Los estudiantes abordaron –además- que la falta de material didáctico tiende a incidir negativamente en las calificaciones que ellos obtienen: “La escuela no nos proporciona los libros que necesitamos, los docentes solo son folletos y en ocasiones debemos gastar hasta 3 dólares semanales en folletos”, dicen los alumnos. La falta de libros de asignaturas básicas en las escuelas, sentencian los estudiantes, les está causando dificultades en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ellos ven que desde hace más de tres años no se les ha sido distribuido libros de texto de los diferentes niveles, lo que obliga a que sus educadores tengan que recurrir al uso de libros desgastados y recomendar que hagan copias o que investiguen en Internet.

3.5. Perspectiva de directores y subdirectores

Para obtener una visión real y concreta de la escuela urbana en la ciudad capital, se buscó el punto de vista de las autoridades académicas de las instituciones educativas que formaron parte de la investigación, en las cuales los directores señalaron que los contenidos de las asignaturas deben ser revisados y actualizados para lograr que los conocimientos estén en contacto con la realidad y no queden obsoletos. Los directores señalan que esa tarea la suelen llevar a cabo los profesores coordinadores de secciones; sin embargo, consideran que es conveniente que ellos puedan participar en la elaboración y/o actualización de los contenidos de los programas de las asignaturas.

Los directores señalaron que una de las tareas en las que el profesor debe invertir más tiempo es en la elaboración de su propio material escrito como soporte al ya existente. Pero en la realidad concreta, los directores perciben que los docentes están más preocupados por su labor en el sector privado y dejan en segundo plano su responsabilidad profesional en la escuela pública. Sin embargo, las autoridades escolares sienten que todo esto depende en gran medida del poco apoyo que reciben del MINED. Argumentaron que es imposible dar clases en un aula con 102 estudiantes, o, peor aún, dar clases en el patio del local del instituto debido a la falta de aulas. “No es fácil desarrollar el papel del docente en las condiciones en las que trabajan, los bajos salarios desmotivan, la falta de recursos también implica que los profesores den clases con lo que pueden y no con lo que deben”.

En las visitas institucionales realizadas en la investigación, se percibió un conflicto de intereses, el cual mantiene a la escuela dividida en dos grupos concretos; por un lado, están los docentes que apoyan las gestiones administrativas del director; y por otro lado, están los contrarios a toda actividad que lleve a cabo el director; dejando al descubierto que dentro de la escuela inclusiva, existe un ambiente excluyente y sectorizado, el cual es perjudicial para el estudiante que percibe estas conductas nocivas. Los directores también agregan la inseguridad y la falta de experiencia que muestran los docentes recién graduados e incorporados a las filas del magisterio. Sin embargo, aunque la experiencia en el marco de la docencia no es un requisito indispensable, los directores consideran que es precisamente esta inexperiencia al no haber enfrentado nunca un grupo de estudiantes a quienes puedan transmitir sus conocimientos, lo que complica en las aulas el hecho de que los alumnos tengan dificultades en entender, asimilar y aprender lo que este estereotipo de docente imparte en cada una de las clases que desarrolla. “Esta inexperiencia favorece la aparición de cierto sentimiento de inseguridad al encontrarse frente al alumnado, lo cual afecta de forma negativa a sus propósitos. Si el estudiante percibe esta inseguridad, se siente defraudado al interpretarla como falta de conocimiento y, por lo tanto, se fomenta su desmotivación. Esto no hace más que iniciar un círculo vicioso de incomprensión mutua, ya que el docente percibe la actitud reacia de sus alumnos y entra en un estado de mayor inseguridad”, argumentaron las autoridades académicas de las instituciones.

Dentro de las argumentaciones finales del análisis que se realizó sobre la postura de los directores y subdirectores de las instituciones abordadas, se puede concluir que es particularmente importante para las autoridades escolares, el poder formar una organización social dinámica, participativa y que mantenga buenas relaciones entre todos los docentes. El equipo docente es de suma importancia; sin embargo, es común encontrar elementos que no tengan estas características dentro de estos grupos de trabajo, lo cual genera frecuentes roces entre el personal y las autoridades.

Para tratar de resolver este aspecto y formar un equipo sólido y homogéneo es importante conocer las causas de la apatía del profesor, y tratar de atenuarlas, si se encuentran dentro del área de control de la escuela. La comunicación constante y clara con el profesorado es un buen inicio; a esto se suma el reconocimiento del trabajo de los docentes como parte importante de la institución y ofrecer cada persona la posibilidad de aportar, desde sus propias capacidades e intereses, para la mejora de las actividades que permitan superar la calidad educativa que reciben los estudiantes.

Al final del abordaje que se realizó con los directores, estos señalaron que, con frecuencia, aparece entre el equipo de docentes una cierta resistencia al cambio, porque este genera incertidumbre y la renuncia a los patrones ya conocidos y dominados por cada profesor; en palabras de los propios directivos escolares, lo conveniente en estos casos es identificar el por qué de la resistencia y tratar de evitarla. Lo más usual es que el educador que se resiste no haya entendido del todo el nuevo proyecto, o que éste observe una falta evidente de los recursos necesarios para su aplicación, aunque también influyen causas personales como ser demasiado conservador o el temor de perder algunos beneficios.

3.6. Perspectiva de los padres de familia

El inicio de este apartado, surge de la idea de que es la familia el agente educativo primario y esencial; por lo tanto, no debe transferírseles a la escuela y su equipo docente las responsabilidades, obligaciones o quehaceres que son propios del seno familiar. En ese mismo sentido de reflexión sobre el papel que deben jugar los padres de familia en la escuela urbana salvadoreña, se invitó a una muestra de padres para que pudiesen ofrecer sus puntos de vista al respecto.

La reunión con los padres, en un primer acercamiento, ponía de manifiesto lo preocupados que se sienten con las nuevas y complejas realidades sociales que deben enfrentar sus hijos en la escuela, en donde problemas como la violencia pandilleril, la delincuencia, drogas y los altos niveles de promiscuidad entre los estudiantes, les generaba terror en función de la vulnerabilidad que generan las problemáticas antes mencionadas. En términos generales, los padres de familia comentaban que la escuela es un centro educativo donde convergen numerosas inquietudes que no solo deben ser inquietudes de docentes y alumnos, sino que también deben ser inquietudes de los padres. De allí deberían surgir iniciativas educativas y culturales que impliquen una relación más estrecha entre los docentes y los padres.

Agregaron, además, la importancia de que el proyecto educativo de cada escuela contemplara un papel para los padres, sobre todo en temas claves como la enseñanza de educación sexual o contra las drogas. Para este grupo de padres es conveniente que la escuela les consulte su opinión, y así poder darle un seguimiento en los hogares, es decir, crear una filosofía educativa que se genera en la escuela y se refuerza en el hogar. En opinión de los propios padres de familia existe mucho trabajo formativo que se puede hacer si se unifican los criterios morales del hogar con las normas de convivencia social que deben formarse en la escuela; argumentaron también que de ellos, como padres, depende llevar adelante una buena educación comprometida, responsable y de la mano con la construcción de la sociedad que todos desean.

Como parte de los resultados obtenidos en las diversas reuniones que se sostuvieron con los padres de familia, estos reconocieron que la mayoría de las veces, se acercaban a la escuela para, reclamar ayuda frente a necesidades concretas de la familia o cuando se daban cuenta del fracaso escolar de sus hijos y demandaban respuestas de la institución como única culpable. Asimismo, manifestaron estar conscientes de que los docentes no deben reemplazar a la familia, solamente son los guías que acompañan a las familias en el camino del conocimiento. A juicio de una madre de familia, que argumentó además ser docente de una de las instituciones educativas abordadas en la investigación, es satisfactorio el desarrollo de este tipo de investigaciones, ya que desde su experiencia como docente y madre de familia, considera que los estudiantes presentan habitualmente en el aula problemáticas sumamente graves que el docente debe resolver en el momento, apelando muchas veces a su sentido común. “Hay veces que lo intelectual se minimiza, porque debemos educar para la vida, en valores, experiencias y todo aquello que la familia no les puede brindar a los jóvenes. No todos los casos son así, pero los padres muy pocas veces concurren a la escuela, aun cuando son citados por problemas de sus hijos y muchas veces se culpa a la escuela del comportamiento de los mismos, sin admitir de ninguna manera que la problemática arranca en la casa”, refirió la madre docente.

Y finalizó con la idea de que lamentablemente la escuela ha perdido el rol de ser una institución educadora; ahora la escuela pasa a ser contenedora de problemáticas sociales, comentó.

Un último punto en el cual los padres de familia afirmaron sentirse preocupados es en lo relativo a ser tomados en cuenta por las autoridades escolares en aquellas decisiones en que tienen vinculo directo con la educación de sus hijos, puesto que la familia y la escuela comparten un objetivo común centrado en la formación integral y armónica de los estudiantes.

4. Conclusiones

A modo de conclusiones se puede argumentar que de los datos arrojados por el proceso de investigación, se destacan como variables de análisis más representativas en relación a los siguientes motivos, las que a continuación se mencionan.

1. Docentes (según los estudiantes)

1.1 La mayoría de los docentes no tiene dominio científico y metodológico de la asignatura que imparten. 1.2 No saben organizar la carga académica ni las actividades de las asignaturas, lo que hace que muchas veces los estudiantes se saturen de tareas. 1.3 Muchas veces no desarrollan las actividades curriculares debido al exceso de actividades extracurriculares. 1.4 No ejercen el control de la disciplina en el aula por temor a las represalias de las pandillas. 1.5 No usan medios de comunicación pedagógicos apropiados a fin de implementar una mejora del rendimiento escolar. 1.6 Algunos docentes desconocen el currículo nacional; por lo tanto, no logran identificar el contendido teórico del mismo.

2. Equipo directivo

2.1 Existe diferencia de enfoque administrativo y pedagógico entre docentes y directores y subdirectores. 2.2 Escasa gestión de la participación de la comunidad educativa en la toma de decisiones que afectan la formación integral de los estudiantes. 2.3 Falta de acompañamiento y seguimiento al desempeño decente. 2.4 Falta de liderazgo y autoridad en la gestión escolar.

3. Estudiantes

3.1 Existe poca motivación en la mayoría de estudiantes hacia el estudio, por no considerarlo como una vía viable para superar su condición económica a corto plazo. 3.2 Según los docentes, el bajo rendimiento de los estudiantes se debe a las bases académicas deficientes que traen de educación básica. 3.3 Falta de aprovechamiento de las herramientas tecnológicas para la mejora de los aprendizajes de los estudiantes. 3.4 Los estudiantes justifican su ausentismo escolar por la violencia y el acoso de las pandillas. 3.5 Según los docentes y las autoridades escolares no hay acompañamiento de los padres de familiaa los hijos en la realización de las actividades extracurriculares.

4. Padres de familia

4.1 Según los docentes los padres de familia no asisten a las Escuelas para Padres. 4.2 Existe desinterés de los padres de familia por acompañar a sus hijos en la realización de las tareas extraescolares.

Por lo tanto, se recomienda:

1. Docentes

1.1 Autogestionar procesos de formación continua según especialidad, para fortalecer el dominio científico y metodológico. 1.2 Revisión y ajuste de la planificación institucional y de aula, para la optimización de los recursos. 1.3 Gestionar la implementación de un programa de EDUCACIÓN PARA PAZ, para instalar una cultura de paz. 1.4 Implementar estrategias de comunicación pedagógica con estudiantes y padres de familia, con el propósito de mejorar los resultados académicos de los estudiantes. 1.5 Realizar círculos de estudio para apropiarse del contenido y del enfoque del currículo nacional con el apoyo de los asistentes técnico-pedagógicos.

2. Equipo directivo

2.1 Realizar talleres con la comunidad educativa para unificar el enfoque administrativo y pedagógico a nivel institucional. 2.2 Diseñar e implementar un proceso orientado a promover la participación de la comunidad educativa en la toma de decisiones de la institución educativa, para generar compromiso al cumplimiento de metas y objetivos institucionales. 2.3 Diseñar e implementar participativamente un plan de monitoreo y apoyo al desempeño docente. 2.4 Elaborar un diagnóstico con los miembros de la comunidad educativa sobre las necesidades institucionales: innovación metodológica, infraestructura, seguridad, equipamiento, mobiliario y otros, para gestionar los recursos necesarios. 2.5 Implementar con el apoyo del asistente técnico pedagógico un programa de EDUCACIÓN PARA LA PAZ, con el propósito de fortalecer la convivencia armónica entre todos los miembros de la comunidad educativa.

3. Estudiantes

3.1- Diseñar planes de emprendedurismo con los estudiantes para prepararlos como pequeños empresarios, aplicando sus aprendizajes en la realidad. 3.2- Aplicar pruebas diagnósticas a los estudiantes al inicio de cada año en todos los niveles, para conocer las debilidades académicas de estos y generar los planes de refuerzo que sean necesarios dentro de cada grado. 3.3- Diseñar un plan de aprovechamiento de las herramientas tecnológicas en la clase dirigido a los estudiantes para el mejoramiento de sus aprendizajes. 3.4- Promover la participación de los padres de familia en las actividades institucionales y de aula.

4. Padres de familia

4.1 Que los padres de familia lideren las Escuelas para Padres con el apoyo de los docentes y los directores, para obtener más compromiso en su participación.

5. Asistentes técnico-pedagógico y administrativo 5.1 Fortalecer el apoyo a la gestión pedagógica e institucional de los centros escolares. 5.2 Gestionar en los consejos consultivos, estrategias para minimizar la violencia escolar generadas por las pandillas. 5.3 Gestionar e implementar talleres sobre metodologías activas para los docentes. 6. Dirección Nacional de Formación Continua 6.1 Diseñar e implementar un plan de formación continua orientado a fortalecer las competencias metodológicas y científicas de los decentes, según su especialidad y nivel educativo. 6.2 Diseñar e implementar un plan de formación continua orientado a fortalecer las competencias directivas de los directores y los subdirectores. 6.3 Diseñar e implementar un plan de formación a padres y madres, orientado a fortalecer la participación en las actividades de las instituciones educativas, con el apoyo de los Asistentes Técnicos Pedagógicos (ATP). 6.4 Desarrollar jornadas de capacitación sobre el enfoque y el contenido de los programas escolares vigentes.

7. Instituciones formadoras

7.1 Deben fortalecer a los formadores de docentes en el dominio teórico y metodológico la especialidad que imparten, planificación y evaluación de los aprendizajes.

Por lo tanto, se recomienda:

1. Reacondicionar todos los elementos socioculturales del estudiante en sus modos de convivencia escolar, para establecer mecanismos de refuerzo escolar que vayan orientados a la eficacia pedagógica como contrapeso del fracaso escolar. 2. Enfatizar en el docente el papel que éste desempeña en la creación de cuadros académicos de alto rendimiento escolar que permitan la eficacia educativa. El docente debe hacer énfasis en generar todo un sistema de refuerzos escolares. 3. Considerar que el refuerzo educativo escolar es un elemento que contribuye a la eficacia educativa y a un excelente aprendizaje significativo. 4. Se deberá reorientar la función de las autoridades escolares, bajo la perspectiva de hacer conciencia sobre lo relevante que es la excelente gestión escolar en el logro de la eficacia académica. 5. Considerar el papel que socialmente tiene la violencia escolar en la vinculación que esta sostiene con el rendimiento escolar, es decir, que en climas de convivencia escolar armónica es más viable obtener resultados educativos buenos.

escuelas_urbanas.1527794719.txt.gz · Última modificación: 2019/06/28 11:35 (editor externo)